El Perú necesita de Fátima No temáis soy el Ángel de la Paz. Rezad conmigo Dios mío, yo creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no te aman.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones



«Tesoros de la Fe» Nº 129 > Tema “San Agustín de Hipona”

Verdades Olvidadas  [+]  Versión Imprimible
AbcAbcAbc

Conversión de personas insignes

 

 
 

¿No es cierto que son muchos los que retornan a Ti desde un abismo de ceguera mucho más profundo que el de Victorino? ¿No es cierto que se acercan a Ti y son iluminados (Sal 34, 6) al dar acogida a tu luz, y que cuantos le brindan esta acogida reciben de Ti el poder de hacerse hijos tuyos? (Jn 1, 12). Ahora bien, si éstos gozan de poca notoriedad ante las masas, el gozo de los que les conocen es más reducido, porque cuando el gozo es compartido por muchos es más intenso en cada uno en particular, porque el afecto y el entusiasmo son contagiosos.

Por último, los hombres que gozan de notoriedad entre las masas son para muchos ejemplo de salvación, y abren camino a muchos que los han de seguir. Por eso también se alegran mucho los que les precedieron, pues no se alegran por ellos solos. […]

Porque la victoria que se alcanza sobre el enemigo [el demonio] tiene mayor resonancia y relieve cuando ésta se produce sobre aquél a quien tiene más aprisionado y por cuyo medio involucra a muchos más. A los soberbios los tiene más cogidos con la popularidad que confiere la nobleza, y de éstos a muchos los tiene sometidos mediante el prestigio que da la autoridad. 

 

 


San Agustín, Confesiones, Ceta, Iquitos, 2003, Libro VIII, § 4, pp. 170-171



  




Artículos relacionados

¡Oh tú Iglesia Católica!
Oración al Espíritu Santo
La deformación moral es muchas veces causa del error
Dos amores, dos ciudades




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


COVID-19
¿El coronavirus es un castigo divino?
La pandemia y los grandes horizontes de Fátima
Mons. Athanasius Schneider: Nos gloriamos en las tribulaciones
Remedio seguro contra la “coronafobia”
Cardenal Raymond Leo Burke: Mensaje sobre el combate contra el coronavirus



Peregrinando
El Santísimo Sacramento de la Eucaristía
La Madonna de Monte Bérico
Remedio seguro contra la “coronafobia”
El Hijo de Dios condenado por el más arbitrario de los procesos
Santa Jacinta de Fátima: Centenario de su fallecimiento (1920-2020)
La actitud católica frente a la muerte y la concepción materialista
¿Cómo rezar bien el rosario en honor a la Virgen María?
Grandezas y glorias de San José
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa



 



Tesoros de la Fe


Nº 222 / Junio de 2020

El Santísimo Sacramento
La Solemnidad del Corpus Christi

Bendición con el Santísimo en la Fiesta del Corpus Christi, Colegio Tajamar, Madrid, 2017(Foto: Álvaro-García-Fuentes)



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

8 de julio

San Procopio, Mártir

+Siglo IV Palestina. Primera víctima de la persecución del emperador romano pagano Diocleciano. Según el historiador Eusebio, "era originario de Jerusalén y vivía como asceta. Su cultura profana era flaca, pero la palabra de Dios era su fuerza. Fue decapitado después de haber confesado valerosamente su fe" (del Martirologio Romano Monástico).



San Quiliano, Obispo y Mártir

+689 Wurtzburg - Alemania. Irlandés de origen, partió para evangelizar la Baviera. Cuando su apostolado iba a ser coronado de éxito con la conversión del Duque de Wurtzburg, la cuñada de éste mandó asesinarlo en la ausencia del Duque.








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....