El Perú necesita de Fátima La verdadera penitencia que Nuestro Señor ahora quiere y exige, consiste, sobre todo, en el sacrificio que cada uno tiene que imponerse para cumplir con sus propios deberes.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones


AbcAbcAbc

ISSN 1998-0558
(versión on line)
Nº 38 - Febrero de 2005 - Año IV
“Si amamos a Dios sobre todas las cosas, inmolémonos por Él. Si amamos al prójimo como a nosotros mismos, démosle la Fe, nuestro mayor Tesoro” – Plinio Corrêa de Oliveira



PÁGINA MARIANA
Nuestra Señora de la Salud de Vailankanni
En la India, un extraordinario rayo de esperanza ha irrumpido en medio de los sombríos y trágicos acontecimientos que segaron más de doscientas mil vidas en Asia meridional, cuando dos mil peregrinos y un antiguo santuario dedicado a la Santísima Virgen fueron milagrosamente preservados de la devastación general.





LECTURA ESPIRITUAL
La salutación angélica
Después del Padrenuestro solemos rezar la salutación angélica o el Avemaría, por la cual recurrimos a la Santísima Virgen. El Avemaría se llama salutación angélica porque comienza por las palabras con que el Arcángel San Gabriel saludó a la Virgen María.

ESPÍRITU DE FAMILIA
La institución familiar en la Historia de la Civilización
Siendo la institución de la familia uno de los principales blancos de los promotores de la corrupción en nuestros días, existe una urgente necesidad de fortalecer esta institución con conceptos sólidos, para que ella pueda defenderse con más facilidad contra el “mar de lodo” moral que amenaza sumergirla.


PALABRA DEL SACERDOTE
Algunas incógnitas del libro del Apocalipsis
El primer aspecto que debemos considerar es la belleza superlativa del texto. Leyéndolo, nos sentimos transportados a las regiones celestiales, o en tal caso para los grandes embates espirituales entre ángeles, hombres y demonios. Percibimos que la vida tiene una dimensión sobrenatural, muy por encima de la mediocridad de los que consideran apenas lo material cotidiano.






VIDAS DE SANTOS
Santa Juana de Valois
Hija, hermana y esposa de Reyes, era de contextura deforme, casi enana y encorvada. Fue despreciada por su padre, rechazada por el marido y su matrimonio fue declarado nulo. Ejemplo heroico de paciencia y perseverancia, fue fundadora de una congregación religiosa.

<< Nº 37
Enero de 2005

colección
2005

Nº 39 >>
Marzo de 2005





[ Volver Atrás ]

Artículos relacionados

Tesoros de la Fe - Número 53 – Mayo de 2006
Tesoros de la Fe Número 57 Setiembre de 2006
Tesoros de la Fe - Número 125 - Mayo de 2012
Tesoros de la Fe - Número 50 – Febrero de 2006
Tesoros de la Fe - Número 13 – Enero de 2003
Tesoros de la Fe - Número 27 – Marzo de 2004
Tesoros de la Fe - Número 134 - Febrero de 2013
Tesoros de la Fe - Número 04 – Abril de 2002
Tesoros de la Fe - Número 78 - Junio de 2008
Tesoros de la Fe - Número 01 - Enero de 2002




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


Peregrinando
La Virgen de la Candelaria
Santa María Madre de Dios
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa
Maravillosa lección en los orígenes de Lourdes
Llamado del Cardenal Burke a todos los católicos
Fátima: “una sola fe, un solo bautismo, una sola Iglesia”



Tesoros de la Fe


Nº 169 / Enero de 2016

Gietrzwald
El Poder de la Oración

Altar Mayor de la Basílica de la Natividad de Nuestra Señora, en Gietrzwald (noreste de Polonia)



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

11 de febrero

Nuestra Señora de Lourdes

+ . Primera aparición de Nuestra Señora a Santa Bernadette de Soubirous, en Lourdes (Francia), 1858. En dicho lugar, los milagros se multiplican sin cesar hasta hoy.

Más información aquí.






Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....