El Perú necesita de Fátima Los buenos serán martirizados, el Santo Padre tendrá mucho que sufrir, varias naciones serán aniquiladas; por fin, mi Inmaculado Corazón triunfará.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones



«Tesoros de la Fe» Nº 102 > Tema “Ambientes, Costumbres, Civilizaciones”

Ambientes Costumbres Civilizaciones  [+]  Versión Imprimible
AbcAbcAbc

Ambiente terreno que produce inapetencia de las cosas del Cielo


Plinio Corrêa de Oliveira


Vista nocturna de Times Square, en Nueva York. Todos los recursos de la propaganda luminosa son utilizados para deslumbrar al transeúnte, atraer su atención hacia todas partes, excitarlo de las más diversas maneras, para finalmente convencerlo de que compre algo que normalmente no compraría.

Éste no es sino uno de los aspectos de la vida de constante agitación de las grandes ciudades modernas. Todo es movimiento, sensación, excitación, prisa.

*     *     *

El famoso cuadro de Fray Angélico, representando a Santo Domingo en meditación, constituye un contraste chocante con la primera fotografía.

*     *     *

¿Sería posible que la población de las “urbes” babilónicas de nuestros días conserve esa distensión psíquica espléndida, que prepara las almas para elevarse a las más altas esferas del estudio o de la meditación? ¿Quién no ve cuánto la agitación moderna aparta a la inmensa mayoría de los hombres del gusto de recogerse en Dios para estudiar y orar?

*     *     *

En el Cielo, dice San Agustín, “descansando contemplaremos, contemplando amaremos, y amando alabaremos. Esto constituirá nuestro fin sin fin” (De Civitate Dei, l. XXII, c.30, nº 5).

¿La trepidación moderna prepara al hombre para comprender y anhelar esta felicidad?     







  




Artículos relacionados

¿Tienen los símbolos, la pompa y la riqueza una función en la vida humana?
La Catedral de Reims
Guillermo II y la emperatriz Sissi
La impregnación de las alegrías de la Navidad
Confort físico - Bienestar moral
Los Reyes Magos y algunos pastores
Dos cuadros, dos mentalidades, dos doctrinas
«Dios no se encuentra en la agitación»
Pobreza y esplendor
Ambiente aristocrático - ambiente popular




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


Peregrinando
Lágrimas, milagroso aviso - Nueva Orleans 1972
Nuestra Señora del Buen Consejo de Genazzano
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa
Maravillosa lección en los orígenes de Lourdes
Fátima: “una sola fe, un solo bautismo, una sola Iglesia”
Dulce Nombre de María



Tesoros de la Fe


Nº 175 / Julio de 2016

La Virgen Negra de París
Nuestra Señora de la Buena Liberación

Capilla de las Hermanas Hospitalarias de Santo Tomás de Villanueva en Neuilly-sur-Seine, donde se venera a la Virgen Negra de París



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

27 de julio

San Pantaleón, Mártir

+Siglo III Nicomedia. Médico, se convirtió a la fe de Cristo. Los numerosos milagros que operaba invocando el santísimo nombre del Salvador excitaron la envidia de colegas paganos, que lo denunciaron como cristiano. Fue martirizado bajo Maximiano. Una ampolla con su sangre es conservada en Ravello, Italia, licuándose milagrosamente en su fiesta y en la inminencia de catástrofes.



San Celestino I, Papa y Confesor

+432 Roma. Romano de nacimiento, fue atraído a Milán por la santidad de San Ambrosio. Electo Papa, combatió las herejías de Nestorio y Pelagio, convocando para eso al Concilio de Éfeso, que proclamó la maternidad divina de Nuestra Señora.



Santa Natalia y Compañeros, Mártires

+852 Córdoba - España. Natalia y el marido, de origen musulmán, se convirtieron al cristianismo, siendo imitados por Félix y Liliosa, también cristianos ocultos. Todos fueron condenados a muerte junto con el monje palestino Jorge, a quien daban abrigo.








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....