El Perú necesita de Fátima No temáis soy el Ángel de la Paz. Rezad conmigo Dios mío, yo creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no te aman.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones



«Tesoros de la Fe» Nº 64 > Tema “Cuaresma y Semana Santa”

Especiales  [+]  Versión Imprimible
AbcAbcAbc

Y Jesús miró a San Pedro...
















«Ojos claros, serenos, que vuestro Apóstol Pedro han ofendido, mirad y reparad lo que he perdido. Si atado fuertemente, queréis sufrir por mí y ser azotado, no me miréis airado, porque no parezcáis menos clemente. Pues lloro amargamente, volved ojos serenos, y pues morís por mí, miradme al menos» (Francisco Guerrero, 1528-1599).














San Pedro interpelado por la criada niega a Jesús (cf. Mt. 26, 69-75). La negación de San Pedro, Nicolás Tournier, 1625 — Museo del Prado, Madrid





  




Artículos relacionados

Amar la Cruz
La tristeza santa del Divino Crucificado
Una invitación al amor a la Santa Cruz de Nuestro Señor Jesucristo
La Pasión de Nuestro Señor Jesucristo
La Sagrada Túnica venerada en Alemania
Voz que atemoriza y consuela
Cristo murió y resucitó
El encuentro de Jesús con su Santa Madre
Nuestra Señora de la Piedad
La Pasión de Cristo en nuestros días




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


Peregrinando
Invitación al rosario del 13 de mayo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa
Maravillosa lección en los orígenes de Lourdes
La Virgen del Tepeyac - Nuestra Señora de Guadalupe en México
Fátima: “una sola fe, un solo bautismo, una sola Iglesia”



Tesoros de la Fe

Nº 162 / Junio de 2015
Paray-le-Monial
Aquí se apareció el Sagrado Corazón de Jesús

La capilla de las apariciones en Paray-le-Monial, cuna de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

4 de julio

San Guillermo Abad, Confesor

+1091 Alemania. Introdujo la reforma cluniacense en su abadía de Hirschau, en la Baviera, transformándola en un centro de ese movimiento, el cual se extendió por todo el sur de Alemania.



San Ulrico, Obispo y Confesor

+972 Augsburgo - Alemania. Vigiló por la disciplina del clero en sínodos anuales, reenfervorizó el pueblo por medio de la predicación y visitas pastorales, protegió a los pobres y fundó monasterios.








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....