El Perú necesita de Fátima Sobre todo, aceptad y soportad con resignación el sufrimiento que Nuestro Señor os envíe.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones




Plinio Corrêa de Oliveira


De las páginas de la prensa para las de la Historia Diversos
Nobleza y Élites Análogas Reflexiones de Plinio Corrêa de Oliveira


De las páginas de la prensa para las de la Historia   ^  

●  Obedecer para ser libre

●  El servicio, una alegría

●  A ti, querido ateo

●  ¿Vuelta a la Torre de Babel?



Diversos   ^  

●  Un autor fecundo, tres luminosas obras

●  Moderación, la gran exageración de nuestra época

●  La verdadera caridad

●  Súplica a los pies del Pesebre

●  Plinio Corrêa de Oliveira, un contemplativo



Nobleza y Élites Análogas   ^  

●  Desigualdades sociales armónicas

●  Herencia: factor de robustecimiento y continuidad familiar

●  El brillo de la nobleza: valor que el dinero no proporciona

●  Una influencia más fuerte que la de los medios de comunicación

●  Aspectos fundamentales de la nobleza en una civilización cristiana

●  Cómo el clero, la nobleza y el pueblo participaban del gobierno

●  Pueblo, masa y la influencia de los medios de comunicación

●  Función social y sustentación religiosa

●  Profesores universitarios, comerciantes y plebeyos podían acceder a la nobleza

●  Diversidad armónica entre las clases sociales 

●  ¿Qué son la nobleza y las élites tradicionales análogas?

●  La santidad, la nobleza y la jerarquía en la Sagrada Familia



Reflexiones de Plinio Corrêa de Oliveira   ^  

●  Se debe ser moderado en todo, incluso en la moderación

●  Explicitar

●  Contemplación

●  Anticonsumismo, glorificación del ocio y de la indigencia

●  Pasado espléndido, futuro aún más bello

●  La Huida a Egipto

●  La historia de las miradas

●  Mes de María

●  El amor materno; sublimidad del género humano

●  El amor conyugal; divorcio y sentimentalismo

●  El valor de la amistad

●  La caridad fraterna

●  Los deberes de la Caridad

●  “Nuestra Señora fue siempre la luz de mi vida”

●  Una llama de fe y coraje

●  Madre de la Divina Gracia

●  La santa intransigencia

●  Madre: amor, afecto, bondad y misericordia


 
 

Artículos de  Tesoros de la Fe  por año o sección

Años

Secciones

Actualidad
Ambientes Costumbres Civilizaciones
Cristo en el Hogar
El Mensaje de Fátima
Entrevistas
Especiales
Esplendores de la Cristiandad
Historia Sagrada
La Palabra del Sacerdote
Lectura Espiritual
Página Mariana
Palabras del Director
Plinio Corrêa de Oliveira
SOS Familia
Tema del mes
Verdades Olvidadas
Vidas de Santos
¿Por qué llora Nuestra Señora?



Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


Peregrinando
Los Santos Reyes Magos
Stille Nacht: La canción de Navidad por excelencia
La actitud católica frente a la muerte y la concepción materialista
¿Cómo rezar bien el rosario en honor a la Virgen María?
El Santo Leño de la Cruz: Resumen simbólico del Evangelio
La Revolución Francesa
Segovia: belleza y fuerza que brotan de la fe
Notre Dame de París, la luz y las llamas
Una propaganda que explota nostalgias del pasado
Invitación al rosario del 13 de mayo
Juicio y condenación de Jesucristo, una farsa sórdida y grotesca
Grandezas y glorias de San José
El Islam y el suicidio de Occidente
San Ildefonso de Toledo
Súplica junto al Pesebre
Fallece redactor de la columna “La Palabra del Sacerdote”
La “ola celeste”: una ola celestial, una ola mariana
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa



 



Tesoros de la Fe


Nº 217 / Enero de 2020

Epifanía del Señor
Encuentro de los Reyes Magos camino a Belén

El encuentro de los Tres Magos, Maestro del retablo de San Bartolomé, c. 1480 – Óleo y pan de oro sobre tabla, Getty Museum, Los Ángeles



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

16 de febrero

San Onésimo Obispo, Mártir

+séc. I + Roma . Esclavo de Filemón, después de robar a su amo, huyó a Roma, donde encontró a San Pablo en la prisión. El Apóstol, después de convertirlo, lo mandó de vuelta a Filemón, pidiendo a éste que no lo recibiese como esclavo, sino como a un hermano (cfr. Col. 4, 7-9). Según San Jerónimo, Onésimo se tornó en predicador del Evangelio y Obispo de Éfeso, siendo lapidado en Roma.








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....