El Perú necesita de Fátima Sobre todo, aceptad y soportad con resignación el sufrimiento que Nuestro Señor os envíe.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones




Tema del mes


Diversos


Diversos   ^  

●  Corrupción en la sociedad: ¿Existe una solución? 

●  Fiesta de gloria y de paz

●  Intransigencia de los Santos: irreductible fidelidad a su misión

●  Cristiandad II

●  Cristiandad

●  El ángel de la guarda, nuestro verdadero amigo

●  La Asunción de María Santísima

●  ¡Vade retro Satanás!

●  El Santísimo Sacramento de la Eucaristía

●  La Madonna de Monte Bérico

●  El Hijo de Dios condenado por el más arbitrario de los procesos

●  Santa Jacinta de Fátima: Centenario de su fallecimiento (1920-2020)

●  Los Santos Reyes Magos

●  Stille Nacht

●  La actitud católica frente a la muerte y la concepción materialista de la vida

●  El Santo Leño de la Cruz

●  Notre Dame de París, la luz y las llamas

●  Juicio y condenación de Jesucristo, una farsa sórdida y grotesca

●  Grandezas y glorias de San José

●  La “ola celeste”: una ola celestial, una ola mariana

●  Presencia diabólica en el mundo de hoy

●  El carácter providencial en la obra de dos grandes santos

●  Refinamiento y especialidad de la culinaria francesa

●  Ceremonial de la Entronización

●  La Entronización del Sagrado Corazón de Jesús en los hogares

●  La Maternidad Divina

●  Insidiosa trama para disolver la familia

●  El Santo Sepulcro: Una tumba vacía... llena de la presencia de Cristo

●  La Navidad y la Civilización Cristiana

●  Cremación: indicio de la actual descristianización

●  Una luz que viene del campo

●  Suicidios en la juventud: ¿Por qué?

●  Invasión islámica de Europa

●  Los confesionarios y el espíritu de la Iglesia

●  Ideología de Género: Una persecución religiosa en ciernes

●  Las milagrosas fuentes de agua de Fátima

●  En el “crepúsculo” del Sol de Justicia

●  Las apariciones del Ángel de la Paz apremiante llamado a la seriedad

●  El Mensaje de Fátima, ese desconocido

●  María Santísima, la vía más rápida, corta y segura para llegar a Dios

●  Oración Abrasada

●  Doctor, profeta y apóstol de la crisis contemporánea

●  En el Huerto de los Olivos, Nuestro Señor Jesucristo sufrió, rezó y venció

●  No tratemos a los lobos como si fueran ovejas perdidas*

●  ¿Por qué existe el mal?

●  Parad y ved

●  ¡Católicos, despierten!

●  Plinio Corrêa de Oliveira, cultivó desde su infancia, los más excelentes valores cristianos

●  El Dulce Nombre de María y el deber de velar por la gloria de Dios “ahora y siempre”

●  La Virgen y el Rosario, en un sueño de Don Bosco

●  ¿Qué tienen de malo los videojuegos?

●  El Reinado Social del Corazón de Jesús

●  El “cuarto vidente” de Fátima

●  Las sandalias de Jesús analizadas por un profesor de genética

●  Un Sínodo "extraordinario" bajo todo punto de vista

●  Utilidades del pecado

●  La cultura de la intemperancia: la Cultura Pop

●  Pedro esta aquí

●  Cuaresma: tiempo penitencial

●  ¡Hoy en la tierra los ángeles cantan, los arcángeles se alegran; hoy los justos exultan!

●  Frente a la actual persecución anticatólica:, ¿resistir o dejar de actuar?

●  850 años de Notre Dame, la Reina de las Catedrales

●  El Velo de la Verónica

●  Las Promesas del Sagrado Corazón de Jesús

●  Habemus Papam! qui sibi nomen imposuit Franciscum

●  Misericordia y Severidad(continuación)

●  Misericordia y Severidad

●  El sombrero - II

●  El sombrero

●  San Martín de Porres

●  Reflexiones para la Pascua

●  Belle Époque Esplendores y contradicciones,

●  Semana Santa en Sevilla

●  El barroco peruano

●  El Árbol de Navidad del señor D’Auvrigny


 
 

Artículos de  Tesoros de la Fe  por año o sección

Años

Secciones

Actualidad
Ambientes Costumbres Civilizaciones
Cristo en el Hogar
El Mensaje de Fátima
Entrevistas
Especiales
Esplendores de la Cristiandad
Historia Sagrada
La Palabra del Sacerdote
Lectura Espiritual
Página Mariana
Palabras del Director
Plinio Corrêa de Oliveira
SOS Familia
Tema del mes
Verdades Olvidadas
Vidas de Santos
¿Por qué llora Nuestra Señora?




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


COVID-19
¿El coronavirus es un castigo divino?
La pandemia y los grandes horizontes de Fátima
Mons. Athanasius Schneider: Nos gloriamos en las tribulaciones
Remedio seguro contra la “coronafobia”
Cardenal Raymond Leo Burke: Mensaje sobre el combate contra el coronavirus



Peregrinando
Corrupción en la sociedad: ¿Existe una solución?
Fiesta de gloria y de paz
Intransigencia de los Santos: irreductible fidelidad a su misión
Cristiandad
El ángel de la guarda, nuestro verdadero amigo
La Asunción de María Santísima
¡Vade retro Satanás!
El Santísimo Sacramento de la Eucaristía
La Madonna de Monte Bérico
Remedio seguro contra la “coronafobia”
El Hijo de Dios condenado por el más arbitrario de los procesos
Santa Jacinta de Fátima: Centenario de su fallecimiento (1920-2020)
La actitud católica frente a la muerte y la concepción materialista
¿Cómo rezar bien el rosario en honor a la Virgen María?
Grandezas y glorias de San José
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa



 



Tesoros de la Fe


Nº 229 / Enero de 2021

Corrupción en la sociedad
¿Existe un remedio?

Vista del Aula del Palazzo Montecitorio desde una entrada lateral. Sede de la Cámara de Diputados de Italia (foto:Umberto Battaglia)



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

22 de enero

Santos Vicente y Anastasio, Mártires

+304 y 628 + Valencia y Cesarea de Palestina. Valeroso diácono de Zaragoza, San Vicente enfrentó toda suerte de tormentos para probar su fidelidad a Cristo. Anastasio fue un monje persa, decapitado con otros 70 cristianos por el rey Cosroes.








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....