El Perú necesita de Fátima No temáis soy el Ángel de la Paz. Rezad conmigo Dios mío, yo creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no te aman.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones


AbcAbcAbc

Colabore con este apostolado mariano

Con su participación

Usted ayudará también a promover los valores del Evangelio, educar a la juventud en la práctica y en la devoción cristiana, reconocer y defender el derecho a la vida, promover el patrimonio cultural y la tradición cristiana del Perú, acceder a literatura selecta y artículos de piedad popular.


¿Qué podemos hacer juntos?


¡Mucho más con su ayuda! Nada si ahora nos abandona...
Colabore hoy mismo con nuestras campañas:

¡El Perú necesita de Fátima!
Oratorio de Fátima
Novena de Lourdes
El Olivar de Fray Martín

Por favor, elija el monto de su donación


Donaciones con tarjetas VISA y MasterCard usando el sistema de pago seguro PayU Latam
Si usted desea donar un monto diferente a los mostrados, por favor
comuníquese con nosotros seleccionando aquí.



Permita que la Virgen de Fátima siga peregrinando por el Perú




[ Volver Atrás ]

Artículos relacionados

Novena en honor de Nuestra Señora del Carmen
Resumen carta apoyo Papa
Homenaje por el 13 de mayo
Estimados amigos de Fátima
Un auxilio venido del Cielo: la Medalla Milagrosa
El Escapulario de la Virgen del Carmen, “señal de salvación”
Infame e inaceptable blasfemia contra la Santísima Virgen – Reaccione ahora
Búsquedas
Tesoros de la Fe - Número 121 - Enero de 2012
Letanías al Sagrado Corazón de Jesús







Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


COVID-19
¿El coronavirus es un castigo divino?
La pandemia y los grandes horizontes de Fátima
Mons. Athanasius Schneider: Nos gloriamos en las tribulaciones
Remedio seguro contra la “coronafobia”
Cardenal Raymond Leo Burke: Mensaje sobre el combate contra el coronavirus



Peregrinando
Las glorias de María
Santo Toribio de Mogrovejo
La Sagrada Túnica de Nuestro Divino Redentor
Santa Bernadette Soubirous
Corrupción en la sociedad: ¿Existe una solución?
Fiesta de gloria y de paz
Intransigencia de los Santos: irreductible fidelidad a su misión
Cristiandad
El ángel de la guarda, nuestro verdadero amigo
La Asunción de María Santísima
¡Vade retro Satanás!
El Santísimo Sacramento de la Eucaristía
La Madonna de Monte Bérico
Remedio seguro contra la “coronafobia”
El Hijo de Dios condenado por el más arbitrario de los procesos
Santa Jacinta de Fátima: Centenario de su fallecimiento (1920-2020)
La actitud católica frente a la muerte y la concepción materialista
¿Cómo rezar bien el rosario en honor a la Virgen María?
Grandezas y glorias de San José
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa
Santidad: la verdadera gloria de Francisco y Jacinta



 



Tesoros de la Fe


Nº 233 / Mayo de 2021

Las glorias de María
Explicación de la Salve Regina

Coronación de la Virgen (detalle), Fra Filippo Lippi, 1467 – Pintura al fresco, catedral de Spoleto, Perugia (Italia)



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

18 de junio

San Gregorio Barbarigo, Obispo y Confesor

+1697 Italia. De familia patricia de Venecia, se tornó obispo de Padua y cardenal, dedicando lo mejor de sus atividades al seminario episcopal, que transformó en uno de los mejores de Italia. En él es guardado reverentemente el corazón del santo.








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....