El Perú necesita de Fátima La verdadera penitencia que Nuestro Señor ahora quiere y exige, consiste, sobre todo, en el sacrificio que cada uno tiene que imponerse para cumplir con sus propios deberes.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones


AbcAbcAbc

La columna del peregrino
La columna del peregrino
La columna del peregrino
La columna del peregrino
La columna del peregrino
La columna del peregrino

por Nicolás Verástegui

Durante la permanencia de la Virgen Peregrina en el Valle Sagrado, a pedido de las religiosas del Lumen Dei, fue necesario hacer un repentino paréntesis y regresar al Cusco en medio de una apretada agenda, para concurrir al penal de mujeres de Quencoro.

En mi caso, se trataba de una experiencia totalmente diferente y nueva, pues era la primera vez que acudía a un penal acompañando a Nuestra Señora de Fátima.

La imagen fue recibida por el personal penitenciario y por 56 de las reclusas. Mujeres de las más diversas edades, algunas con niños en brazos, privadas de su libertad por los más diversos motivos. Quizás más que muchas otras personas, necesitadas de una palabra de aliento y esperanza.

Les explicamos brevemente en qué consiste el mensaje de Fátima y cuál es la importancia de rezar el santo rosario. Una reclusa con el rosario al cuello se me acercó y dijo conmovida: “Hace doce años que estoy interna aquí, cuando llegué rezaba el rosario todos los días, pero a medida que pasó el tiempo lo fui olvidando; ahora que ha venido la Virgen, le prometo hacerlo nuevamente”.

Rezaron con fervor, entonaron cánticos marianos y esparcieron pétalos de rosa por doquier. Al final, cada interna —incluso una que se había declarado protestante— tuvo la oportunidad de anotar sus pedidos particulares y luego, con verdadera confianza, depositarlos en la caja donde se guarda la corona de la Virgen.

Reconfortados con la visita, nos despedimos, con la certeza de que María Santísima, como buena Madre, sabrá atender oportunamente cada uno de los pedidos que le fue confiado.



[ Volver Atrás ]

Artículos relacionados

La columna del peregrino
Prosiguen los homenajes a la Virgen en todo el país
Recorriendo el Perú con María
María nunca se deja ganar en generosidad
Los peregrinos narran su esforzado viaje apostólico a la Selva
La Virgen peregrina visita el Altiplano
¿Quiénes recomiendan "Rechazando El Código Da Vinci"?
El Secreto Admirable del Santísimo Rosario – Extractos
Cómo TFP celebró los 80 años de las apariciones de Fátima
Nueva Sede Administrativa







Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


COVID-19
¿El coronavirus es un castigo divino?
La pandemia y los grandes horizontes de Fátima
Mons. Athanasius Schneider: Nos gloriamos en las tribulaciones
Remedio seguro contra la “coronafobia”
Cardenal Raymond Leo Burke: Mensaje sobre el combate contra el coronavirus



Peregrinando
El Jardín de Picpus
La gracia de Fátima actuando en Ucrania
Nuestra Señora de la Cabeza Inclinada
La crucifixión y muerte de Jesucristo
Confianza en María Inmaculada aun cuando todo parezca perdido
En este siglo de confusión, oh Madre del Buen Consejo, ruega por nosotros
Navidad
Fátima y el comunismo: dos profecías irreconciliables
150 años de la Comuna de París
San Juan Masías
Rosa de Santa María
Iglesia y Estado: ¿unión o separación?
Remedio eficaz contra los males contemporáneos
Las glorias de María
Santo Toribio de Mogrovejo
La Sagrada Túnica de Nuestro Divino Redentor
Santa Bernadette Soubirous
Corrupción en la sociedad: ¿Existe una solución?
Fiesta de gloria y de paz
Intransigencia de los Santos: irreductible fidelidad a su misión
Cristiandad
El ángel de la guarda, nuestro verdadero amigo
La Asunción de María Santísima
¡Vade retro Satanás!
El Santísimo Sacramento de la Eucaristía
La Madonna de Monte Bérico
Remedio seguro contra la “coronafobia”
El Hijo de Dios condenado por el más arbitrario de los procesos
Santa Jacinta de Fátima: Centenario de su fallecimiento (1920-2020)
La actitud católica frente a la muerte y la concepción materialista
¿Cómo rezar bien el rosario en honor a la Virgen María?
Grandezas y glorias de San José
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa
Santidad: la verdadera gloria de Francisco y Jacinta



 



Tesoros de la Fe


Nº 246 / Junio de 2022

El jardín de Picpus
y las carmelitas mártires de Compiègne

Las carmelitas de Compiègne asesinadas en 1794 durante la Revolución Francesa, Félix Gaudin, 1909 – Vidriera de la iglesia de Saint-Honoré d’Eylau, París



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

4 de julio

San Guillermo Abad, Confesor

+1091 Alemania. Introdujo la reforma cluniacense en su abadía de Hirschau, en la Baviera, transformándola en un centro de ese movimiento, el cual se extendió por todo el sur de Alemania.



San Ulrico, Obispo y Confesor

+972 Augsburgo - Alemania. Vigiló por la disciplina del clero en sínodos anuales, reenfervorizó el pueblo por medio de la predicación y visitas pastorales, protegió a los pobres y fundó monasterios.








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....