El Perú necesita de Fátima La verdadera penitencia que Nuestro Señor ahora quiere y exige, consiste, sobre todo, en el sacrificio que cada uno tiene que imponerse para cumplir con sus propios deberes.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones


AbcAbcAbc

ISSN 1998-0558
(versión on line)
Nº 50 - Febrero de 2006 - Año V
“Si amamos a Dios sobre todas las cosas, inmolémonos por Él. Si amamos al prójimo como a nosotros mismos, démosle la Fe, nuestro mayor Tesoro” – Plinio Corrêa de Oliveira



PÁGINA MARIANA
La Virgen del Lago o de Copacabana
El Santuario se yergue majestuoso a orillas del Lago Titicaca, a unos 3,850 m.s.n.m. y a escasos 8 km. de la línea fronteriza con el Perú. Para confirmar la evangelización, la Divina Providencia inspiró a un indio de sangre real la confección de una imagen de la bienaventurada Virgen María.





LECTURA ESPIRITUAL
No codiciarás los bienes ajenos
El décimo mandamiento nos prohíbe el deseo de quitar a otros sus bienes y el de adquirirlos por medios injustos. Dios prohíbe los deseos desordenados de los bienes ajenos porque quiere que aun interiormente seamos justos y que nos mantengamos siempre muy lejos de las acciones injustas.

MÁS SOBRE FÁTIMA
Grandiosa procesión y consagración de Lisboa a la Virgen de Fátima
En una impresionante manifestación de fe, medio millón de personas acompañaron por las calles a la Imagen de Nuestra Señora de Fátima, venida de la capilla de las apariciones para la consagración de la capital portuguesa. Fátima continúa ocupando un papel central en el desarrollo de los grandes acontecimientos mundiales.

PALABRA DEL SACERDOTE
Espiritismo y reencarnación de los cuerpos
La Santa Iglesia, en sus decretos sobre el espiritismo, prohíbe terminantemente bajo pena de pecado mortal y conforme el caso hasta de excomunión, que un católico frecuente cualquier culto en que se invoque a las almas de los muertos.


VIDAS DE SANTOS
Santa Margarita de Cortona
La belleza del arrepentimiento y de la penitencia puede ser admirada en esta santa medieval que, después de una vida pecaminosa se convirtió, haciéndose taumaturga y una gran mística.

 

<< Nº 49
Enero de 2006

colección
2006

Nº 51 >>
Marzo de 2006





[ Volver Atrás ]

Artículos relacionados

Tesoros de la Fe - Número 134 - Febrero de 2013
Tesoros de la Fe - Número 08 – Agosto de 2002
Tesoros de la Fe - Número 34 - Octubre de 2004
Tesoros de la Fe - Número 22 – Octubre de 2003
Tesoros de la Fe - Número 18 – Junio de 2003
Tesoros de la Fe Número 57 Setiembre de 2006
Tesoros de la Fe - Número 66 - Junio de 2007
Tesoros de la Fe - Número 42 – Junio de 2005
Tesoros de la Fe - Número 06 – Junio de 2002
Tesoros de la Fe Número 59 Noviembre de 2006




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


Peregrinando
Lágrimas, milagroso aviso - Nueva Orleans 1972
Nuestra Señora del Buen Consejo de Genazzano
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa
Maravillosa lección en los orígenes de Lourdes
Fátima: “una sola fe, un solo bautismo, una sola Iglesia”
Dulce Nombre de María



 



Tesoros de la Fe


Nº 176 / Agosto de 2016

El Mensaje de Fátima
Ese desconocido del gran público

Santuario de Nuestra Señora del Rosario de Fátima, Cova da Iria, Portugal



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

30 de agosto

Santa Rosa de Lima, Patrona de América Latina

+1617 Lima. A los cinco años hizo voto de virgindad, viviendo entre extraordinarias penitencias y mortificaciones, persecuciones diabólicas y comunicaciones divinas. Tenía frecuentes coloquios con su ángel de la guarda y con la Madre de Dios, y fue la primera santa elevada a la honra de los altares en el Nuevo Continente.

Más información aquí.






Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....